Pisto casero (con berenjena)

Hoy queremos compartir la receta de un buen pisto casero, ideal para acompañar algún plato de pescado o carne. Un buen pisto, nos puede solucionar la comida del día o convertirse en una buena alternativa para la cena.

También podemos preparar pisto en cantidad y conservarlo en tarros al vacío, es una manera de ahorrar tiempo y tener siempre a mano este sano recurso.

También les contamos la forma de conservarlo al vacío.

Ingredientes:

» Una cebolla grande

» Un calabacín

» Una berenjena

» Un pimiento rojo

» Un pimiento verde

» Tomate frito

» Dos diente de ajo

» Dos huevos

» Aceite de olive virgen extra

» Sal

Elaboración:

Cortamos todas las verduras en pequeños daditos (brunoise) y las reservamos.

Ponemos en una sartén ocho cucharadas de aceite, cuando esté caliente, añadimos el ajo muy picado. A continuación añadimos la cebolla y un poquito de sal, dejamos que se rehogue y añadimos los pimientos, dejando rehogar varios minutos hasta que estén algo blandos.

Por último, añadiremos el calabacín y la berenjena y cuando veamos que está todo hecho, añadimos el tomate y lo dejamos unos minutos más.

Apagamos el fuego y escalfamos los dos huevos.

Si el pisto lo vamos conservar en tarros al vacío, no escalfaremos los huevos, solo lo haremos con la verdura y el tomate.

Tarros al vacío

Para la esterilización de tarros, se puede hacer de dos maneras, una de ellas es hirviéndolos en agua durante 30 minutos, tanto los tarros como las tapas.

La otra opción es meterlos en el horno con la función ventilador. Se ponen en la bandeja y se ponen a 120º y cuando llega a esa temperatura se corta.

Las tapas hay que hervirlas en agua, no se pueden meter al horno.

Una vez esterilizados, se tapan hasta que se utilicen para llenarlos.

Una vez llenos del producto a conservar, los tapamos bien y los ponemos al baño maría, según el tiempo que requiera el alimento a conservar, en el caso del pisto: 30 minutos.

 

 

Nos das tu opinión?